[La Estrella de Chiloé] Buscan proteger a las ballenas chilotas con un sistema de boyas inteligentes

[La Estrella de Chiloé] Buscan proteger a las ballenas chilotas con un sistema de boyas inteligentes

Proyecto por US$5 millones apunta a evitar colisiones entre buques y cetáceos. Cronica Olaestrellachiloe. cl n sistema de alerta temprana que usará boyas inteligentes ayudará a evitar la colisión de buques contra ballenas enel golfo de Corcovado y el entorno de Chiloé.

Se trata de “Blue Boat Initiative” (“Iniciativa Barco Azul”), una aventura conjunta entre el Ministerio de Medio Ambiente y la Fundación Meri que, mediante el uso de boyas inteligentes, entregará información en tiempo real a embarcaciones sobre la presencia de ballenas para evitar este tipo de accidentes. La iniciativa implica una inversión de 5 millones de dólares, queserá cofinanciada por la fundación y otros socios estratégicos. La reducción de la caza de ballenas es uno de los principales motivos que lleva adelante la ejecución de este proyecto.
Este factor ha hecho colisiones con buques se hayan convertido ahora en la principal amenaza de estos cetáceos, que además experimentan alteraciones en sus comunicaciones, pues el sonido emitido por las naves está en la misma frecuencia que sus cantos.

Respecto a los beneficios y que “Blue Boat” tendrá en el territorio insular y sus alrededores, Sonia Español, líder del área de cetáceos de la Fundación Meri, recalcó que “busca reducir las colisiones de barcos con ballenas, y monitorear los océanos en un escenario de cambio climático, además de valorar los servicios ecosistémicos de los océanos, en particular la captura de dióxido de carbono (CO2) de las ballenas y su impacto en el cambio climático”. En relación a este último punto, la doctora en Biología Marina precisó que “esto tiene un impacto directo en la zona, puesto que es una de las áreas con mayor productividad primaria, lo que serefleja en la industria pesQuera y también en la presencia de gran cantidad de ballenas que visitan esta zona para alimentarse.

La presencia de las ballenas es, por tanto, un indicador de un buen estado de salud de los océanos, lo que repercute en diferentes actividades económicas locales como pesquerías o turismo”. La profesional recalcó que por esta misma razón es muy importante contar con el apoyo de las instituciones locales “para que conozcan las razones y los beneficios de proteger a los océanos y en especial de conservar a las ballenas. Al iniciar el proyecto en el golfo del Corcovado, esta zona va a ser pionera en Chile y Latinoaméricay, portanto, será un beneficiario directo de los logros directos eindirectos del proyecto”, comentó. Para el Movimiento Defendamos Chiloé la puesta en funcionamiento de esta instancia es de vital importancia para la protección de estos ejemplares, una lucha que esta organización viene persiguiendo. Así lo manifestó Juan Carlos Viveros, vocero de la entidad: “Nuestro movimiento busca un desarrollo sostenible para este archipiélago único en el mundo. Desde esa mirada, una iniciativa como esta, que permite prevenir y resguardar a especies tan especiales en el planeta y que están en Chiloé, es algo fundamental.

Puede ser además el inicio de la puesta en valor del turismo de intereses especiales en el Archipiélago, donde el avistamiento de ballenas y cetáceos en general tiene un enorme potencial”. Se espera que las primeras seis boyas piloto se instalen a fin de año o principios de 2021, dependiendo de la evolución del Covid-19. :

¿ COMO FUNCIONARÁ? Sonia Español, encargada del área de océanos de Fundación MERI y diseñadora del proyecto, recalcó que los aparatos a instalarse son “boyas inteligentes equipadascon hidrófonos, sensoresoceanográficos y transmisores que comenzarán a operar, como piloto, en Patagonia Norte queesla zona con mayor concentración de y otras especies de cetáceos en Chile”. Deeste modo, los hidrófonos ubicados en la boya captarán el sonido delas ballenas y podrán enviar vía satélite -en tiemporealdesdeel transmisor dela boya a el punto donde se encuentra el mamífero.
La información satelital que se obtenga no solo permitirá monitorear alas ballenas y lasembarcaciones sobre su presencia, proponiendo nuevas rutas golpearlas, sino que además entregará datos relevantes sobre los factores oceanográficos que inciden en el cambio climático como temperatura del mar, acidez, oxígeno, etcétera.

Fuente: La Estrella de Chiloé