Agricultura, agua, clima y alimentación: puntos clave en la COP25

La escasez de agua, la inseguridad alimentaria, la cadena agrícola y la silvicultura fueron temas centrales en la jornada de hoy en la Cumbre del Clima (COP25).  Aunque el mundo vaya acelerado, los recursos son limitados y es nuestro deber y obligación protegerlos si no queremos acabar con ellos. No estamos haciendo las cosas bien y ya estamos viendo las consecuencias: fenómenos meteorológicos extremos, cambios de comportamiento en las especies o la despoblación rural, son algunos ejemplos.  Parece que la sociedad empieza a tomar conciencia, cada vez se critica con mayor fuerza la producción industrial contaminante y se muestra a favor de un consumo más equilibrado, sostenible y ecológico, con menor desperdicio alimentario.

“Tenemos muchas oportunidades en el sector agrícola. En unos años deberemos producir el doble y a un ritmo acelerado, por el aumento imparable de la población, contando con  menos suelo y agua para ello; tenemos un desafío muy grande”. Así comenzó el Ministro de Agricultura Antonio Walker, en el cuarto día de la COP25 que se celebra en Madrid y, al cual, se le llamó “Día Silvoagropecuario”. “La agricultura tiene que ser sostenible, respetando el medio ambiente y a las personas. En esta área debe haber un acuerdo con el sector público, el privado y sociedad. El cambio climático llegó para quedarse y tenemos que hacernos cargo de él. Debemos cambiar hacia una agricultura inteligente, biodinámica, integrada, de precisión, mecanizada, que sea mucho más atractiva para los jóvenes”, detalló.

Walker se ha preocupado por las nuevas demandas sociales del mundo campesino y reconoció la labor de más de un millón de agricultores locales, que hacen posible exportaciones valoradas en  24 mil millones de dólares al año, así como de quienes impulsan la agricultura regenerativa. En cuanto a los bosques y suelo, indicó que “juegan un papel central en la mitigación del cambio climático” y que es “necesario ir disminuyendo la superficie del suelo degradado, que ocupa en Chile unos 2.5 millones de hectáreas”.

“Estoy absolutamente convencido de que debemos cambiar muchas prácticas que son culturales, ya no se puede cultivar como antes, tampoco producir carne intensivamente”, concluyó el ministro. En cuanto a la crisis hídrica que afecta a varias regiones de Chile, declaró su intención de impulsar un nuevo Código de Agua, ya que el actual data de 1981 y ya no responde a las demandas de la sociedad.

El IPCC comenzó el día introduciendo el Special Report on Climate Change and Land (SRCCL), un informe especializado elaborado por 103 expertos de 52 países sobre la desertificación, degradación de los suelos, gestión sostenible de las tierras, la seguridad alimentaria y la emisión de gases de efecto invernadero en los ecosistemas terrestres de las Naciones Unidas. En el panel participaron varios expertos en la materia, como Hoesung Lee, Youba Sokona, Raphael Slade, Jo House, Lou Verchot, Francis X. Johnson y Zitouni Oulddada, quienes discutieron sobre la interfaz tierra-clima, así como impactos, respuestas y escenarios futuros; y políticas de gobernanza para la biomasa y el uso de la tierra.

El segundo encuentro del IPCC fue ‘Land Degradation and Desertification’, sobre la degradación y desertificación de la tierra desde perspectivas regionalistas. Expusieron sus casuísticas la asiática Pirawan Wongnithisathaporn y la africana Balgis Osman, coincidiendo en que trabajando conjuntamente es como se consigue “justicia climática y respuestas”. Asimismo, se celebró otro panel desde IPCC: ‘Food Systems & Climate Change’. Como conclusiones, destaca que la seguridad alimentaria está relacionada con el cambio climático, debiendo buscar formas de producción y consumo responsable, preservar los ecosistemas y pensar en las próximas generaciones.

Filantropía Cortés Solari, a través de Fundación MERI, llevó a cabo el seminario ‘Conservación y Cambio Climático’, donde se expusieron proyectos concretos de conservación impulsados por diferentes empresas privadas e instituciones, sirviendo como ejemplo de buenas prácticas y en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Chile es un país con muchas posibilidades, pero también retos, por su gran variedad geológica y paisajística. Uno de los temas clave del encuentro, fue el concepto de desarrollo sostenible y en las zonas protegidas del país. Del panel participaron Carolina Morgado (Tompkins Conservation), Patricia Morales (CEO Filantropía Cortés Solari), Flavia Liberona (Terram), Francisco Rodríguez (Subgerente de Gestión Certificada y Sostenibilidad en CMPC Celulosa) y Ove Hoegh-Guldberg (biólogo y especialista climático).

World Meteorological Organization (WMO) llevó a cabo en la jornada otros dos interesantes paneles: ‘National climate statements and monitoring the extremes’ y ‘Sand Dust Storms Warning and Advisory Services’ (junto a AEMET y  BSC).