Cargando...

Monitoreo Ranita de Darwin

ranita_darwin_1

La ranita de Darwin (Rhinoderma darwinii) fue considerada extinta por la pérdida de su bosque nativo en reemplazo de especies de mayor valor comercial y por la presencia del hongo Batrachochytrium dendrobatidis, comúnmente llamado hongo Quítrido que afecta a las poblaciones de anfibios y es responsable, al menos, de la desaparición de una especie.

El proyecto piloto Monitoreo Ranita de Darwin, realizado desde el 21 de enero al 5 de abril de 2013, estuvo a cargo de Felipe Zepeda, biólogo marino, y científico residente de Fundación MERI y supervisado por el Dr. Claudio Soto de la Universidad Nacional Andrés Bello. El estudio tuvo como objetivo principal diagnosticar las poblaciones de ranitas de Darwin en Melimoyu  y su estado de salud.

La metodología consistió en la localización de las ranas, que miden tan sólo un par de centímetros (22 mm en promedio) y son especialistas en camuflaje. Una vez identificado un ejemplar, se toman las coordenadas geográficas del lugar donde fue hallado mediante el uso de GPS. Luego, con guantes de látex, se procede a tomar el ejemplar, se pone boca arriba y se realiza un frotis con una tórula estéril,  para muestrear el abdomen y la parte interior de las extremidades. Una vez realizado el frotis, la muestra se fija con etanol y se guarda en un tubo eppendorf para luego ser congelada y enviada a Santiago, al Parque Metropolitano de Santiago, quien a su vez envía los antecedentes a Estados Unidos.

Durante el 2013 se tomaron un total de 8 muestras, que fueron enviadas a EEUU para ser sometidas a una técnica denominada reacción en cadena de la polimerasa (PCR por sus siglas en inglés), en donde la muestra de ADN es amplificada para poder determinar la presencia/ausencia del hongo Quítrido.