Cargando...

Monitoreo Ranita de Darwin

ranita_darwin_2

Los anfibios (clase Amphibia) comprenden más de 7.000 especies, entre anuros, caudados y cecilias. Los anfibios se originaron hace 365 millones de años y han dado origen a todas las especies de vertebrados terrestres que hoy habitan la tierra, incluido los seres humanos. Los anfibios son excelentes indicadores de la salud de los ecosistemas, son eficientes en transferir energía a los niveles tróficos superiores, reducen la eutrofización de las aguas y controlan las plagas de insectos.

El mundo enfrenta una crisis de disminución y extinción de anfibios nunca antes reportada y Chile no es la excepción. Se ha calculado que la tasa de extinción del grupo se eleva a 211 veces por sobre la tasa histórica.

En nuestro país existen 60 especies de anfibios nativos, las cuales se caracterizan por tener un alto grado de endemismo. Además, existe una especie introducida: la rana Africana (Xenopus laevis).

La ranita de Darwin es una especie endémica de Chile. Hay dos tipos; la del sur y del norte y comparten particulares características: son anfibios muy pequeños, cuyos ejemplares adultos llegan a medir entre 22 y 32 mm. Además, la especie presenta un caso extremo de cuidado parental, donde el macho aloja los huevos fecundados en su boca durante parte del desarrollo de sus crías.

Después de extensivas prospecciones de terreno los investigadores han confirmado la presencia actual de 35 poblaciones de ranita de Darwin del sur en Chile y una en Argentina.

Estas poblaciones están severamente fragmentadas, excepto en el sur de la Isla de Chiloé, y sus tamaños poblacionales son menores a 100 individuos, situación que los hace muy vulnerables a la extinción (Dr. Claudio Soto, académico de la U. Andrés Bello). Entre las causas que mencionan los investigadores para explicar la declinación de la ranita de Darwin, se encuentra la rápida destrucción del bosque nativo y su reemplazo por plantaciones de especies para la producción de madera y papel, junto a la presencia del hongo Batrachochytrium dendrobatidis. De esta forma, se eliminó gran parte del hábitat natural de estos anfibios.

En el caso de la Reserva Natural Melimoyu, el monitoreo de la ranita de Darwin ha sido liderado por Claudio Soto Azat, Phd de la Universidad Nacional Andrés Bello. La investigación busca estudiar, comprender y proteger a la población de ranita de Darwin (Rinodherma darwinii), además de generar alianzas para la investigación científica de esta especie endémica de Chile y que actualmente se encuentra en peligro de extinción.

Las principales actividades científicas realizadas a la fecha han sido la identificación de anfibios y el  monitoreo poblacional de la ranita de Darwin, a lo que se agrega el muestreo del hongo Batrachochytrium dendrobatidis.